En este artículo voy a cambiar un poco la temática de lo que viene siendo últimamente el blog, pero es que el tema de la bolsa me resulta realmente interesante, por lo que hoy voy a compartir con todos todo lo que he aprendido sobre los cdfs, qué son y como se utilizan.

Un Cfds o contrato por diferencia, se puede explicar como un contrato (valga la redundancia), en el que se cambia la diferencia de valor (de un activo) entre la apertura y el cierre del contrato de dicho activo. Entonces, ¿para qué sirve realmente?

Pues un Cdfs permite a los que lo compran o venden pueden obtener un beneficio de los cambios en los precios de los productos sobre los que actúa el cdfs sin tener que tener la propiedad del producto objeto del Cdfs.

Si te interesa conocer un poco más sobre el mundo de las buenas inversiones, manejo de la bolsa y visión de negocios, es momento de que conozcas los beneficios de los contratos por diferencia, mejor conocidos por sus siglas americanas CFDS. Descubre de manera definitiva y práctica en qué consisten, pues no necesitas ser un experto en el entorno de los negocios o contabilidad para entender sus términos y a empezar a generar ganancias.

Características de los Cfds



Voy a intentar resumir las principales características de los Cdfs que he podido recopilar por Internet.

  • Se trata de un producto apalancado. En este caso, el apalancamiento se refiere a que para empezar a operar con un cdfs no necesitamos una gran cantidad de dinero, sino que poniendo una cantidad de dinero pequeña, podemos operar por cantidades mucho mayores.
    • Ventajas del apalancamiento: permite al inversor conseguir mayores rendimientos (más dinero) al capital invertido
    • Inconvenientes del apalancamiento: se puede perder más dinero del invertido en principio, por lo que hay que saber lo que se hace.

Definición de CFDS

Cuando busques información sobre el contrato por diferencia seguramente encontrarás el término Contract For Difference (CFD), pero sigue siendo lo mismo: un contrato por el cual se intercambia el sobrante del precio o valor de un activo entre el periodo de su apertura y el cierre del mismo.

cfds que son

Cabe destacar, que este contrato fue diseñado en el Reino Unido en el año 1950 a manos de los famosos fondos de inversión libre, los cuales servían para lograr entrar a la negociación de operaciones con un cuantioso apalancamiento; esto quiere decir que no requieres de una gran cantidad de dinero, sino que puedes empezar con un capital pequeño y de igual manera operar por cantidades mayores. Sin embargo, en España se comenzó a financiar desde el 2007.

Razones para invertir en Cfds y no en acciones

Ahora, voy a intentar explicarte porque puede ser interesante invertir en Cfds. Ten en cuenta que yo también estoy aprendiendo, por lo que no dudes en dejar algún comentario si crees que puedo mejorar alguna parte del texto.

Poder llegar a mercados diferentes a través de los cfds

A través de los cdfs podremos invertir en un mercado mucho más amplio que si solo lo hicieras a través de acciones.


Con esto me refiero a que con un cdfs puedes invertir en acciones, en oro, en materias primas o en cualquier otra cosa que se te ocurra. Si quisieras invertir en cada una de estas opciones de forma directa, la cosa se complicaría bastante, ¿no crees?

Te puedes poner a corto

Ponerse a corto en bolsa quiere decir que vas contra el mercado, es decir, inviertes pensando que el mercado va a caer y tu te vas a beneficiar de ello (esto se explica perfectamente en la película "La Gran Apuesta" que desde aquí te recomiendo).

En algunos momentos, en España (y supongo que en otros países también), se ha prohibido a los inversores ponerse a corto, como medida para intentar mantener estabilidad en los mercados. Con acciones normales, es bastante dificil ponerse a corto, mientras que con los cdfs se puede hacer en cualquier momento. Por lo que si tienes pensado apostar en contra del mercado, puede que te interese hacerlo con cdfs en lugar de otros productos de inversión.

Los Cfds permiten el apalancamiento

Básicamente, y siendo esta una explicación muy sencilla, gracias al apalancamiento se puede mover mucho dinero invirtiendo poco. Puedes mover, por ejemplo, veinte veces más dinero del que inviertes gracias al apalancamiento permitido en los cfds. Como hemos comentado anteriormente, ésta es un arma de doble filo, ya que significa que si por ejemplo inviertes 50 euros y el apalancamiento te permite mover 20.000 euros, significa que si te equivocas (y pierdes), acabarás perdiendo 20.000 euros y no 50.

No es obligatorio utilizar el apalancamiento, pero si lo utilizamos, estaremos aumentando el riesgo de nuestras inversiones de manera drástica, y puedes quedarte con esta reflexión si eres novato:

Tus pérdidas serán iguales a tu apalancamiento

 

mercado de cfds

Usos de los CFDS

Los CFDS generalmente reflejan la rentabilidad de los activos. Entre ellos tenemos materia prima, acciones, divisas e índices o tipos de intereses entre tantos, sin la obligación de contar con la propiedad material del instrumento subyacente.
Asimismo, los CFDS les permiten a los compradores o vendedores obtener beneficios de los cambios en los precios de los productos sobre los que actúa el mismo CFDS.

También es importante señalar que los CFDS son derivados de Over The Counter (OTC), es decir, que no tienen cotización en algún mercado organizado, ya que estos solamente serán asequibles al inversor institucional. Actualmente, los CFDS se han transformado en una de las mejores herramientas de negociación mundial y se ubican entre las más populares para los inversionistas pequeños.

Se puede decir que los CFDS han venido ganando terreno a las típicas inversiones por todos sus beneficios, debido a que son flexibles al momento de hacer operaciones y de fácil acceso en los mercados tradicionales, en los cuales no se les brinda oportunidad a clientes minoristas.
Claro está, que entre los requisitos de los CFDS es que demandan depositar un reducido importe por parte del inversor con la idea de poseer garantías. Esto permite además una mejor gestión del capital que maneja, ya que solo podrá movilizar una pequeña parte del importe total de su posición.

¿Cómo puedes visualizar las operaciones usando CFDS?

Trataremos de ejemplificar una operación usando CDFS para que tengas una idea general sobre sus funciones:

Un inversionista cree que el precio de un producto real vinculado al CFD -por ejemplo: las acciones de una agencia de viaje- van a reducir su costo en los venideros días, horas o tan solo minutos. Por esta razón, el administrador inicia un contrato de venta sobre el CFDS de la agencia de viaje.

Tras un período de tiempo corto, el inversor decidirá el momento preciso de finalizar el contrato, comprando inmediatamente el CFD de la agencia de viaje que anteriormente había vendido. Luego, el dinero que se ganó o perdió será la diferencia entre estos puntos. Quiere decir que si la agencia de viaje ha caído entonces habrá ganado, porque el inversor inició vendiendo. Si por el contrario, hubiese iniciado comprando los CFDS, habría perdido.

¿Cómo cortas las pérdidas de acciones utilizando CFDS?

Hoy en día, esta es una táctica frecuentemente utilizada por los inversores emprendedores, quienes buscan disminuir el pago de impuestos en países específicos. Para que se entiendan mejor estas acciones, podemos ilustrarlas mediante el siguiente ejemplo:

Si tienes una óptima cantidad de capital invertido en una compañía determinada y empiezas a perder activos o dinero de las acciones porque bajan, posiblemente pienses en venderlas como tu próximo paso. Sin embargo, en varios países se considera que si vendes dichas acciones en un tiempo corto -por lo menos un año-, se tendrá la presunción de estar realizando acciones especulativas y te cobrarán un gran porcentaje de impuestos de todas las ganancias logradas acumuladas hasta ese momento.

Por otro lado, si no vendes todas las acciones, puede ser que llegues a perderlas todas de forma instantánea. Por esta razón, para evitarlo se le recomienda al inversor realizar una operación similar, pero en sentido opuesto en CFDS y así poder garantizar su operación en acciones.
De esta manera, logrará congelar las pérdidas y los beneficios, ya que todo lo que posiblemente pierdas en las acciones, lo podrás ganarás en CFDS y viceversa. Esto significa que cuando pase un tiempo prudente deshace los CFDS y las acciones, congelándose las ganancias hasta el momento en que se pretenda vender.

¿Cómo podemos entender la estrategia con CFD: Swing Trading?

Se conoce por Swing Trading a la técnica de inversión representada por los gráficos que la cotización de las acciones va dibujando en las diferentes sesiones, con las cuales se detectan las tendencias producidas (ya sean altas o bajas) y continuar al mercado, aprovechando al máximo para ganar dinero, tanto cuando el mercado se alza como cuando decae.

Ventajas de los Cfds

  1. Respecto a otros productos financieros, con los cdfs se puede operar tanto a largo como en corto, por lo que podemos sacar beneficio tanto en las subidas como en las bajadas del mercado.
  2. Los cdfs abarcan una gran cantidad de productos, por lo que podemos invertir a través de este producto en una gran variedad de opciones.
  3. Nos podemos apalancar con los cdfs, por lo que podemos mover mucha más cantidad de dinero que la invertida.
  4. Esto ya es más técnico, pero en los cdfs se pueden aplicar algunas órdenes típicas de los mercados. (Aquí tienes una lista de órdenes)
  5. Podrás llegar a diferentes mercados, siendo más amplia la posibilidad que usando las acciones. Por ejemplo: puedes invertir simultáneamente en materia prima, acciones o productos.
  6. Podrás ponerte a corto en bolsa, es decir, ir contra el mercado cuando inviertes pensando que el mercado caerá y tú vas a beneficiarte de ello.
  7. Puedes utilizar el apalancamiento: como anteriormente se mencionó, tienes la opción de mover dinero invirtiendo realmente poco. Por supuesto que no es obligatorio ejecutarlo, pero si lo manejas, estarás aumentando el riesgo de la inversión de forma radical y no es muy recomendable para los principiantes en los negocios.

Más puntos a favor de los CFDS

Los CFDS ofrecen también enormes ventajas que podrás corroborar una vez que decidas ingresar al mundo de los negocios e inversiones:
Estos contratos por diferencia pueden operarse a largo y corto plazo, sacando beneficio tanto de las subidas como de las bajadas del mercado.

Con los CFDS puedes abarcar una diversidad de productos, teniendo la oportunidad de invertir a través de ese producto en una gran diversidad de opciones.
Gracias a la ayuda de los CFDS, puedes mover más cantidad del dinero que inviertes.

Con los CFDS se pueden realizar órdenes típicas de los mercados comunes.

Como habrás notado, es sumamente sencillo operar con los CFDS y lo mejor es que logras ganar dinero de forma fácil y rápida. Sin embargo, debes actuar con cuidado al momento de tomar las decisiones: tomate el tiempo que necesites para invertir en determinados negocios, trata de comunicarte con algún experto que pueda orientarte o lee noticias sobre la economía y financiamientos de tu país, para evitar el máximo de riesgos posibles.

Inconvenientes de los Cdfs

  1. Además de una ventaja, el apalancamiento puede ser un invonveniente si se utiliza de mala forma. Si no se usan algunas herramientas como los stops de protección o no controlamos nuestro riesgo, podemos crear auténticos destrozos en nuestras carteras.
  2. Los cdfs no responden perfectamente al movimiento de los productos sobre los que están aplicados. Esto también es más técnico, pero se refiere más al movimiento de los gráficos.
  3. Los cdfs no son productos baratos, ya que entre otras cosas, al operar con productos de muchos sitios distintos, las comisiones suelen ser muy altas.

Si eres un principiante dentro de los negocios es posible que se te complique un poco el uso del apalancamiento, ya que esta estrategia puede ser contraproducente al utilizarla de manera incorrecta, al no usarse algunas herramientas como los stops de protección o el hecho de no controlar los riesgos, creando destrozos irreparables en la cartera.

De igual manera, los CFDS no son productos económicos o baratos, ya que al operar con distintos valores de diferentes sitios distintos, las comisiones suelen ser altas.

Vídeo sobre qué es un Cfds

Artículos Relacionados

¡Compártelo!Share on Facebook42Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0