Contabilidad de Costes - Concepto de calidad

Calidad es hacer bien el trabajo, sin fallos, desde el principio, comenzando con el diseño hasta el servicio post-venta, pasando por todo el resto de etapas del proceso de creación de valor, tales como la producción, comercialización y administración.

  • Calidad de conformidad: evalúa si el producto o servicio cumple las especificaciones técnicas o características físicas que debe tener.

- Enfoque Interno

- La calidad se puede medir de forma precisa cuando se trata de un producto
tangible.

  • Calidad de diseño: evalúa si las características (diseño) del producto o servicio satisfacen las expectativas del cliente.

- Enfoque externo.
- Difícil de evaluar ya que implica a las expectativas de los clientes.

concepto de calidad

Costes de calidad

Programas de calidad o calidad total, que es un estilo de gestión que afecta a todos los colaboradores de la empresa, y que persigue producir al menor coste posible productos o servicios que satisfacen las necesidades de los clientes y que simultáneamente busca la máxima motivación y satisfacción de los empleados.
Costes de calidad son aquellos incurridos por la empresa para evitar la falta de calidad o como consecuencia de la falta de calidad.

 

 

 

COSTES DE OBTENCIÓN DE CALIDAD (se incurren voluntariamente)

  • Costes de prevención : actividades para evitar la fabricación de productos que no cumplan las especificaciones de diseño (mantenimiento de equipos, evaluación de proveedores, revisión de diseños, círculos de calidad, etc.)
  • Costes de evaluación : actividades realizadas para detectar las unidades de materiales o productos que no se ajustan a las especificaciones. (inspección de materiales y productos, pruebas de laboratorio, examen de una muestra, inspección en general)

 

COSTES DE FALLOS O DE NO CONFORMIDAD (causados por los productos no conformes)

  • Costes de fallos internos: cuando los productos defectuosos son detectados mediante las actividades de evaluación, antes de ser enviados a los clientes (costes de reelaboración, reinspección, productos o partes de productos desechados, etc. Los fallos internos se producen en las siguientes etapas del proceso de fabricación:
  1. En los materiales, cuando se detectan elementos que no cumplen los requerimientos necesarios para entrar en el proceso de fabricación, y por tanto deberán ser dados de baja en inventarios, o ser devueltos a proveedores si ello es posible.
  2. En las unidades en curso de fabricación, cuando éstas no pasan las pruebas de aceptación de un proceso. Hay que optar por el rechazo o por el reprocesamiento.
  3. En las unidades terminadas cuando no pasan el control de calidad final. Hay que optar por el reprocesamiento, el rechazo, o la venta como producto defectuoso.
  • Costes de fallos externos: cuando el defecto es detectado por el cliente (costes de reparación-postventa, recogida productos devueltos, etc.)

Unidades perdidas en almacenes

Las diferencias de inventario en los almacenes de materiales se pueden producir como consecuencia de:

  • La naturaleza del elemento almacenado (evaporación, fragilidad,..)
  • Errores de medición en entradas o salidas.
  • Sustracciones o fallos en la manipulación.

También se denominan genéricamente “MERMAS”. Diferencias de inventario normales (mermas normales): son las que habitualmente se producen a causa de la naturaleza del material (mermas en volumen o peso) y su manipulación ordinaria. Deben formar parte del coste de los productos en los que se
integran los materiales.

Diferencias de inventario anormales (mermas anormales): son ajenas a las características propias del material y su manipulación ordinaria (accidentes/robos). No deben incorporarse al coste de los productos, sino que deben ser imputadas directamente a resultados.

Tratamiento contable "Diferencias normales"

Teniendo en cuenta:

  • Si el cálculo es realizado al final del periodo (diferencia real) o al principio del periodo (diferencia precalculada), y
  • Si realizamos un análisis independiente de cada material o un análisis global de todos los materiales en almacén.

Unidades perdidas en proceso

Unidades perdidas en un proceso son aquellas unidades que no pueden ser incorporadas al almacén de productos terminados, o ser utilizadas en el proceso siguiente como consecuencia de:

  • Mermas propiamente dichas (disminución de peso/volumen).
  • Rechazos de unidades de producto (falta de calidad).

Se admite que el coste de las mermas/rechazos normales debe formar parte del output. Las mermas/rechazos anormales son el resultado de operaciones ineficientes, que podrían haberse evitado.

Tratamiento contable unidades perdidas

El coste por unidad se calcula simplemente a partir de las unidades de output obtenidas. Todo el coste se reparte entre las “unidades buenas” .Es lógico si todas las mermas o rechazos son “normales”. El coste por unidad se calcula a partir de las unidades de input tratadas, llevando el coste de las unidades perdidas a resultados (pérdidas). Es lógico para las mermas o rechazos “anormales”.
Se distingue entre mermas/rechazos normales y anormales. Se aplica un procedimiento mixto.

Más Cosas sobre contabilidad

Ayúdanos con tu Voto
¡Compártelo!Share on Facebook15Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Escribe un comentario