Saltar al contenido

Cómo contabilizar Nóminas. Seguridad Social, Retenciones IRPF

Las nóminas están presentes en las empresas y organizaciones desde el minuto 0, ya que a final de mes, todos los trabajadores han de recibir la suya. Además de las nóminas, también tendremos que contabilizar los seguros sociales y puede que incluso otras cosas como finiquitos, formaciones, etc.

Concepto clave: Contabilizar las nóminas
Las nóminas son relativamente fáciles de contabilizar al ser algo repetitivas y con pocos cambios. Hoy vamos a explicarte como contabilizar nóminas con ejemplos prácticos. Al acabar de leer el artículo podrás manejar con seguridad cuentas contables de la seguridad social, anticipos de dinero…

Algunos ejercicios sobre Nóminas

Cómo contabilizar nóminas

Primero vamos a ver qué cuentas necesitamos para contabilizar nóminas. 

Contabilizar nóminas. Grupo 64.

También llamado “gastos de personal” y engloba todo lo relativo a los gastos de personal de una empresa. A continuación te detallamos las cuentas que intervienen cuando contabilizamos nóminas.

  • Sueldos y salarios. Cuenta 640. Aquí pondremos el sueldo que el trabajador cobra por su salario
  • Indemnizaciones. Cuenta 641. Aquí podremos añadir cualquier indemnización a trabajadores, como por ejemplo, una indemnización por despido.
  • Seguridad social a cargo de la empresa. Cuenta 642. Aquí pondremos la parte de la seguridad social que corresponde a la empresa.
  • Otros gastos sociales. Cuenta 649. Otros gastos que la empresa pueda tener en beneficio de los trabajadores. Este sería el caso en el que una empresa paga un curso de formación de un trabajador.

Todas estas cuentas van el Debe del apunte

Contabilizar nóminas. Grupo 46

Aquí veremos dos cuentas que se utilizan para recoger los gastos pendientes de pago. Las cuentas en este grupo son las siguientes

  • Anticipos de Remuneraciones. Cuenta 460. Esta cuenta tiene que cargarse cuando una cantidad de dinero es anticipada como anticipo del sueldo. Se abonará cuando ese anticipo se cancele con la siguiente nómina.
  • Remuneraciones pendientes de pago. Cuenta 465. Esta cuenta se abona al contabilizarse la nómina y ésta no se paga. Cuando finalmente se paga, se carga.

Cuentas contables de la seguridad social.

Cuando la empresa trata con la Seguridad Social puede estar en dos situaciones: debiendo dinero a la Seguridad Social o que la Seguridad Social le deba dinero a la empresa.

Estas dos situaciones se recogen en dos cuentas distintasÑ

  • Organismos de la Seguridad Social deudores. Cuenta 417. Aquí se carga con las cantidades que la SS debe a la empresa.
  • Organismos de la Seguridad Social acreedores. Cuenta 476. Se abona con el dinero que la empresa le debe a la SS.

Contabilizar nóminas. Las retenciones del I.R.P.F

Como bien sabes, los sueldos que reciben los trabajadores, soportan unas retenciones del I.R.P.F. Esto significa, en resumidas cuentas, que parte del salario del trabajador ha de ser descontado y tomado como impuesto sobre la renta del trabajador.

Esa cantidad que se descuenta todos los meses se ingresa en Hacienda trimestralmente mediante una declaración de I.R.P.F. ¿Y cómo se contabiliza esto?

Se utiliza la cuenta número 4751 llamada “Hacienda Pública Acreedora por Retenciones Practicadas” que tiene que abonarse al descontar el importe que corresponda.

La cantidad que se paga a la Seguridad Social

Cada mes la empresa tiene que ingresar una cantidad a la Seguridad Social, correspondiendo una parte a la empresa y otra al trabajador. El funcionamiento es muy sencillo:

La cantidad que pagamos a la Seguridad Social es X. Llamaremos N a la cantidad que la empresa tiene que pagar y M a la cantidad que corresponde al trabajador (la parte que descontamos del sueldo del trabajador)

X = N+M

Tanto N como M tendrán que apuntarse en el Haber de la cuenta “Organismos de la Seguridad Social Acreedores” (cuenta 476).