Normas de registro y valoración.

Las normas de registro y valoración en el plan general de contabilidad para pymes.

Desarollo del marco conceptual de la contabilidad

Las normas de registro y valoración son de aplicación obligatoriaEstas normas desarrollan los principios contables explicados en la primera parte del plan general de contabilidad. Si una pyme llevara a cabo cualquier actividad u operación que no estuviese registrada en este texto, tendría que remitirse al Plan General de Contabilidad.

  1. Valoración inicial del inmovilizado material: Este tipo de inmovilizado se valorará por el precio de adquisición o lo que cueste producirlo. Si los impuestos indirectos no se pueden recuperar de Hacienda, también se incluirán en dicha valoración del inmovilizado material. También tendrán que incluirse en la valoración inicial todas las obligaciones que se adquieran del retiro del activo en cuestión (desmontar una máquina por ejemplo.) En aquellos inmovilizados que necesiten más de un año para poder utilizarse, se incluirán en en el precio de adquisición los gatos financieros que se hayan devengado antes de su puesta en funcionamiento o que correspondan a préstamos.
  2. El precio de adquisición: Es el precio facturado por el vendedor tras aplicar las rebajas o descuentos pertinentes hasta que el inmovilizado se ponga en marcha.
  3. El coste de producción incluye el precio de compra de las materias primas. También se incluirán los costes necesarios para la puesta en marcha del inmovilizado material.
  4. Las permutas: El inmovilizado se valorará por el valor razonable del activo recibido más las contrapartidas monetarias que se hubieran entregado a cambio. Las diferencias que pudieran existir al dar de baja el elemento entregado a cambio se deberán llevar a la cuenta de pérdidas y ganancias. Si la permuta no tiene carácter comercial o no pueda obtenerse su valor correcto se valorará por el valor contable del bien más lo que se haya entregado a cambio.
  5. Aportaciones de capital no dinerarias: Son los bienes de inmovilizado que se hayan recibido como aportación no dineraria.

 

La valoración posterior se refiere a los elementos de inmovilizado material que se valoran por su valor de adquisición o coste de producción menos la amortización acumulada.

  • Amortización: Las amortizaciones del inmovilizado material se realizarán teniendo en cuenta la vida útil de los bienes así como su valor residual. También ha de tenerse en cuenta el desgaste (depreciación) propia de su funcionamiento y uso así como la obsolescencia técnica que pudieran sufrir.
  • El deterioro de valor: Cuando el valor contable supere a su importe recuperable hablaremos de deterioro de valor. Cuando se cierre el ejercicio la empresa tendrá que evaluar si existen indicios de que algún inmovilizado material puede haber sufrido deterioro. Tendrá que calcularse en su caso el importe de dicho deterioro de valor.
  • Baja: Dar de baja un inmovilizado material es la opción que queda cuando no se espera que dé beneficios o rendimientos económicos.

Más Información contable

Ayúdanos con tu Voto
¡Compártelo!Share on Facebook13Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn3

Un comentario

Escribe un comentario