Saltar al contenido

La contabilidad del IVA

En este artículo vamos a ver cómo hacer la contabilidad del IVA explicada en sus distintos tipos. Voy a poner ejemplos sobre distintos asientos relacionados con la liquidación del impuesto del IVA a los que cada empresa tiene que hacer frente.

Recuerda que si tienes cualqueir duda relacionada con la contabilidad del IVA, ya sea sobre algún concepto o si necesitas algún ejemplo concreto, que puedes dejar un comentario e intentaremos solucionar tus tudas.

Liquidación del IVA. Haciendo Pública deudora.

Como es la forma más fácil de verlo, voy a utilizar un ejemplo con el mayoría de casos en esta web. Una empresa cualquier tiene que pagar el IVA fraccionado del último trimestre. En concepto de IVA soportado, el total que se ha acumulado ha sido de 7.452 euros. Por su parte, el IVA repercutido es de 2.884 euros. El asiento de esta liquidación del IVA es el siguiente:
liquidacion del iva

Liquidación del IVA. Hacienda Pública acreedora.

Igual que en el caso anterior, el IVA del último trimestre tiene que ser pagado, siendo el total de IVA soportado de 2.884 euros y el repercutido de 7.452 euros. El asiento se haría así:

liquidacion del iva HP acreedora

 

Contabilidad del impuesto sobre el beneficio.

El impuesto sobre el beneficio es el que cada empresa tiene que pagar a hacienda una vez cada año. Contablemente, se trata de un gasto (el último gasto del periodo).

Si el beneficio coincide con la Base Imponible, el asiento a realizar será el siguiente:

 

Beneficio = base imponible

Pero como seguro que estás pensando, pueden darse otros casos distintos al anterior. Los comentamos a continuación.

  • Caso A: Las diferencias que existan son permanentes. Estas diferencias entre Hacienda y la empresa entre lo que se tiene en cuenta como gasto y no lo es y lo que es un ingreso y no lo es. Hacienda no tiene conceptuado como gasto una sanción pero la empresa si (por ejemplo).
  • Caso B: Las diferencias pueden ser temporales. Estas diferencias tienen que ver con el devengo, bien del ingreso o del gasto.

También puede ocurrir dos casos distintos:

  • CASO A: Que existan diferencias permanentes: son diferencias de concepto para Hacienda y para la empresa en cuanto a lo que es gasto y lo que no es y lo que es ingreso y lo que no lo es. Por ejemplo para Hacienda las sanciones no son un gasto y sin embargo para la empresa si lo son.
  • CASO B: Que existan diferencias temporales: implican una diferencias en cuanto al devengo, bien del ingreso o bien del gasto.

 

Caso A

Caso B

Pero esto no queda aquí, sino que vamos a explicar otros casos, pero con un impuesto de sociedades del 30%. Una empresa cualquier X ha tenido un beneficio contable de 250.000 euros, y este importe coincide con la base imponible para llevar a cabo el pago de impuesto de sociedades. Se tendrían que hacer los siguientes asientos.

beneficio igual a impuesto de sociedades

Veamos otro caso en el que la empresa tiene un beneficio de 250.000 y la base imponible en este caso es de 230.000. El asiento a realizar es el siguiente:

beneficio es mayor que base imponible

Por último, el beneficio contable será de 230.000 euros y la base imponible de 250.000 euros.

beneficio menor que base imponible

Más Cosas Interesantes